Oídio en la calabaza: ¿qué es y cómo se elimina?

Jeffrey Williams 20-10-2023
Jeffrey Williams

Desde el tizón de los tomates a la podredumbre parda de los melocotones, los horticultores están familiarizados con la forma en que las enfermedades fúngicas pueden afectar a la producción y el aspecto de sus plantas. En el huerto de calabazas, una enfermedad conocida como oídio es a menudo nuestro mayor enemigo. Tanto si cultiva calabazas de verano como de invierno, aprender a identificar y controlar el oídio puede conducir a una producción más sana y productiva.Este artículo ofrece consejos para identificar y prevenir el oídio en la calabaza, así como una lista de variedades resistentes. También encontrará detalles sobre los productos orgánicos de pulverización que puede utilizar para controlar esta enfermedad en su jardín.

El oídio es una de las enfermedades más comunes en el huerto.

Ver también: El mejor momento para plantar árboles en el jardín de casa: primavera u otoño

¿Qué es el oídio?

Las infecciones de oídio están causadas por varias especies diferentes de hongos. Cada especie tiene sus propias plantas huésped preferidas. La especie de oídio que afecta al follaje de la calabaza ( Erysiphe cichoracearum ) es diferente de las que se dirigen a los guisantes ( Erysiphe pisi ) o las berenjenas ( Leveillula taurica ). Curiosamente, este hongo vive en el exterior de las hojas y no penetra en el tejido interior, sólo puede crecer en la superficie de la hoja.

Independientemente de qué planta esté siendo atacada por qué especie, la apariencia del oídio es la misma. Es una de las enfermedades más comunes de las plantas, y debido a que su apariencia es tan distintiva, es bastante fácil de identificar. El oídio hace que las hojas parezcan haber sido espolvoreadas con polvos de talco. El oídio es de color blanco a gris. La mayor parte de ese polvo blanco consiste en esporas que son fácilmentetransportadas por el viento a otras hojas cercanas.

Aunque la especie de oídio que afecta a estas plantas de guisantes es diferente de la que ataca a la calabaza, todos los oídios aparecen como un polvo blanco y polvoriento en las hojas.

Con el tiempo, si no se trata, el oídio formará diminutas estructuras redondas que se vuelven marrones y, finalmente, negras. Estas estructuras son las que producen las "esporas en reposo" que permiten que la enfermedad pase el invierno en el jardín.

La última fase de la infección por oídio vuelve amarillas y crujientes las hojas de la calabaza, provocando que se marchiten y mueran.

Condiciones que favorecen el oídio de la calabaza

A diferencia de muchas otras enfermedades fúngicas, el oídio no necesita condiciones húmedas o mojadas para instalarse en su jardín; le va muy bien el clima cálido y seco. Esta característica lo convierte en un desafío incluso durante las estaciones de crecimiento secas, cuando el tizón, el moho blanco y otras enfermedades no suelen ser un problema. Las esporas del oídio pueden llegar a su jardín a través del viento, las plantas infectadas del vivero,herramientas "sucias", salpicaduras de gotas de lluvia, manos humanas y de las esporas que pasan el invierno en el jardín sobre restos de plantas infectadas.

Aunque este hongo prospera en condiciones secas y cálidas, para que las esporas del oídio se arraiguen es necesario que haya mucha humedad, lo que significa que las plantas de calabaza muy pobladas y con poca circulación de aire son más propensas a sufrir oídio. Los brotes jóvenes son más propensos a desarrollar oídio que las hojas más viejas, por lo que a menudo se ven primero los signos en las hojas más jóvenes.

Las plantas de calabaza amontonadas y con poca circulación de aire tienen más probabilidades de desarrollar una infección de oídio.

Primeros signos de enfermedad en las hojas de calabaza

El primer signo de oídio en la calabaza son unas pequeñas manchas blancas y polvorientas en las hojas jóvenes. Al principio, sólo habrá unas pocas manchas, pero se extiende rápidamente, llegando a cubrir toda la superficie de la hoja. El oídio es más común en la parte superior de las hojas, pero también puede aparecer en el envés de las hojas, en los tallos e incluso en los frutos.

Ver también: Cómo invernar los tubérculos de cucamelon

Los primeros signos del oídio son pequeñas manchas aleatorias de "polvo" blanco en la superficie superior de la hoja.

Cómo distinguir el oídio de las marcas naturales de las hojas

Algunas variedades de calabaza tienen de forma natural manchas blancas en las hojas. Esto hace que sea difícil saber si la presencia de manchas blancas es simplemente un rasgo físico de esa variedad o el comienzo de una infección de oídio. La forma más fácil de saberlo es fijarse en los patrones de las manchas blancas. Si están colocadas de forma algo uniforme en la hoja, entre las venas de la hoja, probablemente se trate de una infección de oídio.Si las manchas son irregulares y están colocadas al azar, probablemente se trate de oídio.

También puedes frotar ligeramente las manchas con la yema del dedo. Si hay polvo que se desprende fácilmente, se trata de moho; si no, es parte de la hoja. (Lávate las manos después de hacer esto para no propagar las esporas a otra hoja sin querer).

Algunas variedades de calabaza tienen manchas blancas en las hojas de forma natural. Asegúrese de que lo que ve es oídio y no una característica de esa variedad.

Cómo afecta el hongo a las plantas de calabaza

La buena noticia es que, dado que estos hongos viven en la superficie de las hojas y no son capaces de penetrar en el tejido foliar, el oídio es en gran medida una cuestión estética (es decir, hace que las plantas no tengan tan buen aspecto). Sin embargo, una capa abundante de oídio en las hojas de calabaza afecta a su capacidad de fotosíntesis y, con el tiempo, puede afectar a la productividad de la planta y reducir el rendimiento. Cuando es grave,Estas hojas muertas pueden pudrirse y extenderse rápidamente a la corona de la planta.

El oídio en la calabaza también puede afectar a la resistencia de las plantas a otras plagas y enfermedades. Cuando están debilitadas por la enfermedad, las plantas de calabaza son más propensas a tener problemas con la chinche de la calabaza, el barrenillo de la vid, la botritis y otras plagas y enfermedades.

Las manchas de oídio en esta hoja joven están empezando a expandirse. Retirar la hoja por completo evitará que las esporas se propaguen.

Cómo prevenir el oídio en la calabaza

La prevención es muy importante cuando se trata del oídio de la calabaza. Haga todo lo posible, tan pronto como pueda, para evitar que se establezca en su jardín.

He aquí algunos consejos importantes para prevenir el oídio:

  1. Proporcione una buena circulación de aire separando las plantas de calabaza varios metros.
  2. No toques hojas infectadas y luego toques hojas sanas, ¡acabas de esparcir esporas!
  3. Plante siempre las calabazas a pleno sol. Las condiciones sombrías son más húmedas y eso favorece la germinación de las esporas.
  4. Corte lo antes posible las hojas que muestren signos tempranos de infección. Tírelas a la basura o quémelas, y manténgalas alejadas del compost.
  5. No aplique fertilizantes nitrogenados en mitad del periodo vegetativo, ya que ello provocaría un brote de nuevos brotes más propensos a la enfermedad.
  6. Retire y destruya todas las plantas infectadas al final del periodo vegetativo para deshacerse del mayor número posible de esporas. No las convierta en compost; tírelas a la basura, o entiérrelas o quémelas.
  7. Pode la mitad de las hojas de cada planta al principio de la temporada para reducir el nivel de humedad alrededor de la planta y limitar las posibilidades de infección.
  8. Hay pruebas de que los sprays de leche pueden ayudar a prevenir el oídio, pero también pueden aumentar la probabilidad de desarrollar otras enfermedades fúngicas. Además, al descomponerse, producen un olor muy agrio.
  9. PLANTE VARIEDADES RESISTENTES (más información en la siguiente sección).

A medida que la enfermedad avanza, las hojas de calabaza pueden desarrollar manchas amarillas que acaban volviéndose marrones y crujientes. Las plantas infectadas también se debilitan y son más propensas a los ataques de plagas de insectos.

Antes de presentarle nuestra calabaza favorita resistente al mildiu, vea este breve vídeo con más información sobre la identificación y el control de esta enfermedad:

Variedades de calabaza resistentes al oídio

Su primera línea de defensa en el huerto de calabazas es plantar siempre variedades con una resistencia conocida al oídio. Esto tiene mucho sentido. Si nunca desarrolla la infección en primer lugar, nunca tendrá que preocuparse de controlarla.

Afortunadamente, los fitomejoradores se han dado cuenta de lo problemático que es el oídio para los jardineros y agricultores, por lo que existen muchas variedades de calabaza resistentes al oídio. En los catálogos de semillas, busque el código PM en la descripción de cada variedad. Éste es el código de resistencia al oídio. Éstas son algunas de mis favoritas:

Variedades de calabaza de verano resistentes al oídio

  • Delta' - cuello de gallo amarillo
  • Yellowfin' - amarillo recto
  • Smooth Operator' - amarillo recto
  • Mexicana' - verde claro recta
  • Emerald Delight' - verde oscuro recto
  • Cash Machine' - verde medio recto
  • Astia' - planta compacta; verde medio recto

Variedades de calabaza de invierno resistentes al oídio

  • 'Autumn Frost' - especialidad butternut
  • Butterbaby" - calabaza pequeña
  • La Habana - Butternut
  • Ricitos de oro" - bellota amarilla
  • Honey Bear' - bellota compacta
  • Sugarbush' - bellota compacta
  • Bush Delicata' - tipo delicata

Productos en spray

Si cree que esta enfermedad está afectando negativamente a la producción, el rendimiento o la estética de sus plantas de calabaza, puede intervenir con un producto de control. Aunque todos los productos que recomiendo a continuación son ecológicos y mucho más respetuosos con el medio ambiente que la mayoría de los fungicidas de base química sintética, deben utilizarse con cuidado. Siga todas las instrucciones de la etiqueta y protéjase adecuadamente.No pulverice cuando los polinizadores estén activos y sea inteligente utilizándolos sólo cuando sea necesario.

Si la prevención no funciona, existen varios productos orgánicos para controlar el oídio en las plantas de calabaza.

La mezcla de Cornell

Los investigadores de la Universidad de Cornell han descubierto que la combinación de bicarbonato de sodio con aceite hortícola ligero previene y combate el oídio en la calabaza y otras plantas. Para hacer la mezcla de Cornell, mezcle 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 2 ½ cucharadas de aceite hortícola (me gusta la marca All Seasons) con 1 galón de agua en un pulverizador de bomba. Pulverizar cada 14 días. Mejor utilizado comoun preventivo.

Bacillus subtilis y B. amyloliquefaciens

Estos fungicidas biológicos utilizan una bacteria natural que suele encontrarse en el suelo para combatir el oídio de la calabaza. En otras palabras, utilizan un organismo vivo para controlar otro organismo vivo. Fungicidas basados en B. subtilis y B. amyloliquefaciens son muy útiles y eficaces contra el oídio. Existen varias marcas diferentes; entre las más comunes se encuentran Monterey Complete Disease Control y Revitalize.

Aceite de neem

Extraído de las semillas y frutos del árbol tropical neem, el aceite de neem se utiliza a menudo como pesticida. Sin embargo, el aceite de neem también es un fungicida eficaz contra el oídio en la calabaza. Es mejor utilizarlo como preventivo, antes de que el oídio se agrave. Las marcas más comunes incluyen Monterey Neem Oil y Garden Safe Neem Oil. Tenga cuidado al aplicar productos a base de neem, ya que son ligeramente tóxicos paraNo pulverice cuando las abejas estén activas.

Un poco de oídio en las calabazas no es el fin del mundo, sólo hay que tratar de controlarlo y evitar que se extienda.

Curar el oídio

Por desgracia, no existe una cura completa para el oídio en la calabaza ni en ninguna otra planta. Afortunadamente, podrá seguir cosechando calabaza en abundancia, incluso cuando el oídio esté presente en su huerto. Su primera línea de defensa es plantar siempre variedades resistentes. Siga las técnicas de prevención descritas anteriormente y utilice productos sólo como último recurso. Incluso con oídio en su huerto,lo más probable es que sigas teniendo calabacines de sobra para compartir con tus vecinos.

Para saber más sobre cómo controlar las enfermedades en el huerto, visite los siguientes artículos:

    ¡Pínchalo!

    Jeffrey Williams

    Jeremy Cruz es un apasionado escritor, horticultor y entusiasta de los jardines. Con años de experiencia en el mundo de la jardinería, Jeremy ha desarrollado un profundo conocimiento de las complejidades del cultivo y cultivo de vegetales. Su amor por la naturaleza y el medio ambiente lo ha llevado a contribuir a las prácticas de jardinería sostenible a través de su blog. Con un estilo de escritura atractivo y una habilidad especial para brindar valiosos consejos de manera simplificada, el blog de Jeremy se ha convertido en un recurso de referencia tanto para los jardineros experimentados como para los principiantes. Ya sea que se trate de consejos sobre el control orgánico de plagas, la siembra complementaria o la maximización del espacio en un jardín pequeño, la experiencia de Jeremy se destaca y brinda a los lectores soluciones prácticas para mejorar sus experiencias de jardinería. Él cree que la jardinería no solo nutre el cuerpo sino que también nutre la mente y el alma, y ​​su blog refleja esta filosofía. En su tiempo libre, Jeremy disfruta experimentando con nuevas variedades de plantas, explorando jardines botánicos e inspirando a otros a conectarse con la naturaleza a través del arte de la jardinería.