Cómo cultivar orégano cubano

Jeffrey Williams 20-10-2023
Jeffrey Williams

Me gusta descubrir ingredientes diferentes para utilizar en mi cocina, sobre todo los que puedo cultivar yo mismo. El orégano cubano es uno de esos sabores interesantes. Hierba potente y versátil, el orégano cubano se conoce en todo el mundo con distintos nombres comunes. Dependiendo de su localidad, puede que haya oído llamarlo "menta de sopa", menta mexicana, tomillo español o borraja india.

Sin embargo, el orégano cubano no procede de Cuba. De hecho, técnicamente no es un orégano en absoluto. Se cree que procede de algunas zonas del sur y el este de África, pero esta útil planta fue recogida y transportada por toda la India y el sudeste asiático, incluidos países insulares como Indonesia, Filipinas y otros. En la actualidad, crece como planta perenne en muchas zonas tropicales.

Las hojas del orégano cubano se parecen a las de otras hierbas de la familia de la menta ( Lamiaceae ), incluida la melisa.

La planta de orégano cubano es muy fácil de cultivar en parterres de jardín y funciona bien junto con la albahaca, el romero, la lavanda y otras hierbas. También puede prosperar en macetas de exterior y en interiores como planta de interior.

¿Qué es el orégano cubano?

El orégano cubano también se conoce como Coleus amboinicus y Plectranthus amboinicus Parte de la Lamiaceae también se confunde a menudo con lo que comúnmente se conoce como la planta Vicks debido a su olor. Vicks es en realidad Plectranthus hadiensis var. Tomentosus y a veces denominado Plectranthus tomentosa Mi vecino me dio una vez un esqueje de la planta Vicks y las diferencias son evidentes en el follaje.

Aunque ambas plantas son vellosas, el orégano cubano tiene hojas más parecidas a las de la melisa o la menta, mientras que las hojas de una planta de Vicks son más redondeadas.

La planta de Vicks, mostrada aquí, se confunde a menudo con Coleus amboinicus La primera tiene hojas más redondeadas y festoneadas, mientras que la segunda tiene hojas más dentadas, parecidas a las de la menta.

Cultivada más por su agradable follaje que por sus flores, pueden aparecer diminutas flores blancas o a veces lavanda a lo largo de altas espigas florales. (Sin embargo, dependiendo de la duración de su temporada de cultivo en particular, sus plantas podrían no tener tiempo suficiente para florecer antes de que llegue el frío).

¿En qué se diferencia el orégano cubano de otros oréganos?

Aunque el orégano verdadero y el orégano cubano pertenecen a la familia de la menta, el aspecto de estas plantas es muy diferente. El orégano común ( Origanum vulgare ) y sus subespecies emparentadas, como el orégano griego, tienen hojas comparativamente pequeñas con márgenes lisos. Por su parte, el orégano cubano tiene hojas más grandes y vellosas con bordes dentados, y los tallos son mucho más gruesos y peludos que los del orégano común.

En cuanto al sabor, el orégano común y sus numerosas subespecies pueden variar mucho, pero en general son más picantes que el orégano cubano. A veces se utiliza para equilibrar el picante de platos especialmente especiados, y tiene un sabor ligeramente dulce, parecido al alcanfor, con notas de menta y orégano.

Las mejores condiciones de cultivo

En climas tropicales, el orégano cubano se cultiva como planta perenne de floración. En los EE.UU., es resistente a las zonas 9 o 10 a 11. Una planta puede florecer tanto a pleno sol como a sol parcial, pero, como regla general, necesita al menos de cuatro a seis horas de luz solar diaria. En lugar de dejar que esta planta se queme bajo los rayos más duros del mediodía, es mejor ubicarla en un lugar que reciba la luz más suave de la mañana o del mediodía.En cuanto al interior, estas plantas pueden estar bien en macetas colocadas en un alféizar soleado o cerca de él.

Si va a mantener el orégano cubano en una maceta, asegúrese de utilizar una con muchos agujeros de drenaje y elija una mezcla ligera para macetas adecuada para plantas tropicales.

Al igual que sus parientes suculentos, el orégano cubano prefiere condiciones secas, así como un suelo suelto, con buen drenaje y rico en materia orgánica.

Cultivo del orégano cubano a partir de semillas

Las plantas vivas pueden ser difíciles de conseguir en tu vivero local. Sin embargo, es posible que puedas encontrar semillas de orégano cubano en Internet. Recuerda que es una planta tropical, por lo que, en su entorno natural, el suelo es cálido. Para que tus semillas comiencen con éxito, necesitarás mantener una temperatura de al menos 21 °C (70 °F) en tu medio de cultivo. El uso de una esterilla térmica para plántulas puede ayudar a la germinación.

Para obtener los mejores resultados, elija un medio de cultivo muy ligero y con buen drenaje, como una mezcla orgánica para cactus. Humedezca bien la mezcla para macetas, deje que se escurra el exceso de agua y, a continuación, esparza las semillas por la superficie de la tierra. Presione suavemente las semillas para colocarlas en su sitio y, a continuación, rocíelas ligeramente. Coloque la bandeja o el recipiente de siembra sobre la esterilla térmica y rocíe periódicamente la superficie de la tierra.Las semillas germinarán en dos o tres semanas.

Ver también: Diseños de bancales elevados para jardinería: consejos, sugerencias e ideas

Cultivo de orégano cubano a partir de esquejes

Cultivar orégano cubano a partir de esquejes de tallo es rápido y muy fácil. Para empezar:

  1. Recorta algunos de los tallos de aspecto más sano de una planta establecida. Cada corte de tallo debe medir entre cinco y siete centímetros de largo y debe incluir tres o cuatro nudos foliares. (Un nudo foliar es la parte del tallo de la que salen las hojas verdaderas. Cuando están enterradas bajo tierra, las raíces también pueden crecer a partir de estos nudos).
  2. Retire con cuidado uno o dos conjuntos de hojas de la parte inferior, dejando intacto al menos un conjunto de hojas verdaderas en la parte superior del tallo. (Si lo desea, puede optar por aplicar hormona de enraizamiento a estas zonas de nodos recién expuestas, pero este paso es opcional).
  3. Deslice cada tallo en un recipiente con medio de cultivo humedecido. Presione suavemente el corte del tallo para que la tierra haga buen contacto con la parte del tallo enterrada. Mantenga la tierra húmeda pero no encharcada.
  4. Si dispone de una esterilla térmica para semilleros, deslícela por debajo de los esquejes plantados. Esto acelera el proceso de enraizamiento en general y también puede ayudar a reducir la probabilidad de que pierda los esquejes de tallo por la enfermedad del "damping-off".

Un indicio de que los esquejes han echado raíces es la formación de nuevos brotes a lo largo de los tallos. Antes de trasplantar los esquejes enraizados al jardín o a una nueva maceta, observa si aparecen dos o tres nuevos grupos de hojas a lo largo de cada tallo.

El orégano cubano también se conoce como Coleus amboinicus y Plectranthus amboinicus.

Cultivo de orégano cubano a partir de trasplantes

Si ya tienes acceso a un grupo de plantas de orégano cubano bien establecidas en un arriate o incluso en una maceta grande, estás de suerte. En las condiciones adecuadas, se propaga con facilidad, sobre todo cuando sus tallos crecen lo suficiente como para caer sobre el suelo.

Un solo tallo largo en buen contacto con el suelo húmedo puede generar nuevas plantas en cada nudo de la hoja. Por lo tanto, si usted cava suavemente alrededor del perímetro de su orégano cubano, puede encontrar varias de estas plantas jóvenes "voluntarias". A pesar de que comienzan como conjuntos de hojas que crecen a lo largo de un tallo largo de la planta madre, con el tiempo pueden desarrollar sus propios conjuntos de raíces. Puede utilizar tijeras para separarpequeñas plantas voluntarias enraizadas unas de otras y plantarlas después en otro lugar del jardín o en una nueva maceta.

Cuidado de las plantas

Siempre que se sigan unas cuantas instrucciones básicas, el orégano cubano es un huésped fácil de cuidar en el jardín.

  • Riego: Si las raíces de las plantas se encharcan, es posible que las hojas empiecen a amarillear y a marchitarse y, si las condiciones de humedad persisten durante mucho tiempo, el orégano cubano puede sucumbir a la humedad. Teniendo esto en cuenta, cuando riegue una planta en maceta, mantenga el exceso de agua fuera de las hojas mediante un riego de fondo. Cuando riegue plantas en un arriate o en una maceta muy grande, dirija la boquilla de la manguera o regadera ael nivel del suelo e intenta evitar salpicar agua directamente sobre las hojas de la planta.
  • Alimentación: El orégano cubano no se alimenta mucho y, siempre que la tierra de su jardín o maceta incluya materia orgánica rica en nutrientes, como compost envejecido, no debería necesitar añadir fertilizante. Si desea aumentar la fertilidad de la tierra, opte por un fertilizante natural de liberación lenta.
  • Control de plagas: Cuando florece, las diminutas flores del orégano cubano pueden atraer a los polinizadores. Por lo demás, esta planta rara vez atrae la atención de las plagas de insectos. Si se cultiva en interiores como planta de interior, es posible que atraiga a los ácaros araña. Puede controlar las infestaciones grandes con aceite de neem.

¿Se pueden hibernar las plantas de orégano cubano?

Siempre que las bajas temperaturas no desciendan por debajo de los 40 grados, podrás tratar el orégano cubano como una planta perenne resistente a las heladas en las zonas 9 o 10 a 11. De lo contrario, tendrás que tomar medidas a finales del invierno para poder cultivarlo de nuevo en tu jardín la próxima temporada.

Aunque puedes poner las plantas de jardín en macetas para que pasen el invierno en el interior, plantar nuevas plantas a partir de esquejes o trasplantar plantas voluntarias puede ser menos engorroso. Coge esquejes de tallos o planta en macetas nuevas plantas de orégano cubano voluntarias más o menos al mismo tiempo que empiezas a plantar verduras de clima frío para tu jardín de otoño. Cuídalas en el interior durante el invierno y tendrás nuevas plantas sanas para plantar.cuando vuelva el buen tiempo.

Ver también: Cuándo cosechar los jalapeños para obtener la mejor calidad y sabor

Cosecha del orégano cubano

Para cosechar el orégano cubano, basta con pellizcar unas cuantas hojas sanas. Si necesitas grandes cantidades de la hierba, deberías poder cortar dos o tres pulgadas de tallo de las plantas maduras sin dañarlas. (De hecho, hacerlo puede fomentar un crecimiento más compacto y tupido en general).

Consejos para cocinar y utilizar el orégano cubano

El orégano cubano es un ingrediente versátil y único en la cocina y el huerto. No en vano se ha hecho un hueco en las cocinas de todo el mundo. Esta hierba es lo bastante robusta como para acompañar carnes, incluidas las de ave, ternera y cordero, para las que es un ingrediente básico en algunas recetas de adobos y rellenos. También se utiliza para elaborar el condimento jerk y añade sabor a sopas y guisos.

Otras hierbas culinarias para cultivar

    Añade esto a tu tablero de hierbas aromáticas

    Jeffrey Williams

    Jeremy Cruz es un apasionado escritor, horticultor y entusiasta de los jardines. Con años de experiencia en el mundo de la jardinería, Jeremy ha desarrollado un profundo conocimiento de las complejidades del cultivo y cultivo de vegetales. Su amor por la naturaleza y el medio ambiente lo ha llevado a contribuir a las prácticas de jardinería sostenible a través de su blog. Con un estilo de escritura atractivo y una habilidad especial para brindar valiosos consejos de manera simplificada, el blog de Jeremy se ha convertido en un recurso de referencia tanto para los jardineros experimentados como para los principiantes. Ya sea que se trate de consejos sobre el control orgánico de plagas, la siembra complementaria o la maximización del espacio en un jardín pequeño, la experiencia de Jeremy se destaca y brinda a los lectores soluciones prácticas para mejorar sus experiencias de jardinería. Él cree que la jardinería no solo nutre el cuerpo sino que también nutre la mente y el alma, y ​​su blog refleja esta filosofía. En su tiempo libre, Jeremy disfruta experimentando con nuevas variedades de plantas, explorando jardines botánicos e inspirando a otros a conectarse con la naturaleza a través del arte de la jardinería.